Orígenes

No podríamos hacer las cosas de otro modo. Lo que somos tiene mucho del lugar en el que nacimos: Galicia, en el Noroeste de España, allí las olas del Océano Atlántico golpean una y otra vez los acantilados con la misma persistencia que lo hace el batán de nuestros telares para acomodar la trama.

 

No podríamos hacer las cosas de otro modo. En una tierra en la que cada recurso es importante, el ingenio se invierte sin límites. Los viñedos se alzan sobre el terreno para preservar las uvas de la humedad. Se soportan en un entramado de cuadrículas meticulosas que evocan la estructura de nuestros tejidos.

 

No podríamos hacer las cosas de otro modo. Todo lo que somos tiene mucho que ver con el lugar en el que hemos crecido: Barcelona, bañada e impregnada por el mediterráneo y sus culturas milenarias. Mezcla de arte, diseño y modernismo. Ciudad en que la inspiración e innovación son constantes y la belleza es su gran objetivo.

 

Trabajo y creatividad, esfuerzo y precisión, excelencia e inquietud, Atlántico y Mediterráneo.

 

No podríamos hacer las cosas de otro modo.

Valores

Los valores de Vertisol Internacional como empresa, son la satisfacción del cliente, el respeto por el medio ambiente y la salud de las personas, la aplicación sistemática de políticas de responsabilidad social corporativa y el trabajo en equipo.

 

El eje principal de nuestras operaciones pasa por la mejora continua del producto anticipándonos a las necesidades del mercado.

 

En Vertisol integramos verticalmente los procesos de diseño, fabricación y comercialización. Así podemos controlar y verificar que dichos procesos siguen nuestros estándares de calidad.

 

Eduardo García García
CEO, Vertisol Internacional, SRL.

Nos preocupamos

100% de producción propia. Productos fabricados en Europa.
Un producto respetuoso: Nos preocupamos por asegurar que las materias primas que empleamos para fabricar el hilo cumplan con las estrictas normas europeas que regulan el uso de productos químicos susceptibles de afectar negativamente a la salud de las personas o que puedan causar deterioro medioambiental.

 

Proceso: Nos preocupamos de que la calidad de los distintos procesos de fabricación, que se llevan a cabo íntegramente en nuestras factorías, sea compatible con las exigencias que el mercado reclama a nuestro producto final: máxima longevidad y resistencia al uso.

 

Protección: Nos preocupamos por el bienestar de los usuarios. Por eso aplicamos tratamientos específicos que confieren a los tejidos propiedades tales como protección contra ácaros y bacterias, resistencia al fuego, a la intemperie y a la luz y facilidad de limpieza.

 

Instalación y mantenimiento: Nos preocupamos de asesorar y proporcionar toda la información necesaria a los montadores y equipos de limpieza para una óptima colocación y mantenimiento.

Tejedores contemporáneos

El oficio de tejedor es uno de los oficios más antiguos que se recuerdan, habiendo sido protagonista destacado de la evolución y el progreso de la humanidad a lo largo de la historia.

 

Las nuevas tecnologías y el desarrollo de modernas herramientas de tejeduría, nos han permitido alcanzar objetivos inéditos en las últimas décadas.

 

Nuestra experiencia de más de 30 años en la profesión mezclando los hilos en el telar de forma programada, tiene como meta conseguir que el tejido resultante de este proceso sea la expresión de la creatividad de nuestros diseñadores, la brillantez de nuestros técnicos y  la profesionalidad de las mujeres y hombres que manipulan el telar con las mismas manos y el mismo cuidado que lo hacen al cultivar los viñedos de nuestra tierra de origen.

el hilo, nuestro ADN

Sabemos que cuando urdimbre y trama se entrelazan en el telar, todo cobra sentido. Sabemos que el HILO es el elemento esencial para hacer posible esta magia al crear nuestros tejidos, por eso decimos que el hilo es nuestro ADN, nuestra esencia.

 

Dedicamos la mayor parte de nuestros esfuerzos a conseguir hilos de calidad óptima, sostenibles, resistentes y dotados con innovadoras propiedades antibacterianas y Antiácaros. Sólo así nuestros suelos pueden alcanzar la excelencia que nuestros clientes requieren.